Sábado, 17 de noviembre de 201201:00 | Escenario

Kapanga llega a Rosario para presentar “Lima”

 

“Nosotros logramos tener identidad propia, sobrevivimos a Menem, a De La Rúa y acá estamos”, reflexionó sobre los quince años de la banda, Martín “Mono” Fabio, líder de Kapanga.

 

Por Luciana Boglioli / La Capital

 

“Nosotros logramos tener identidad propia, sobrevivimos a Menem, a De La Rúa y acá estamos”, reflexionó sobre los quince años de la banda, Martín “Mono” Fabio, líder de Kapanga. La banda que si bien sigue siendo fiel a sus inicios festivos, “ahora se permite ciertas licencias porque ya no le deben nada a nadie” y presentan su noveno trabajo discográfico, “Lima”, hoy a las 22, en Willie Dixon.

 

—¿Por qué “Lima”?

 

—Puede tener muchas interpretaciones: Lima de Perú, lima de las uñas, lima la fruta, Lima la localidad de Buenos Aires. Nosotros tratamos de jugar con eso, los fans lo asocian con un estado mental.

 

—En las letras de canciones como “Lost” o “Miles de ideas” aluden a la marihuana. ¿No tienen tabúes a la hora de cantar?

 

—El que escucha Kapanga sabe cómo pensamos al respecto, no sé si es una cuestión filosófica, es un “mambo” de uno. “Lost” es una canción que compuso el bajista de la banda. Y “Miles de ideas” es una canción que le escribió Maikel (guitarra y voz) para su hija y que canta él, que estuvo a cargo de la mitad de la composición del disco. A “Miles de ideas” se la laburó distinto, como se hacían las canciones de los discos de Los Beatles.

 

—Es más roquera que las demás del disco.

 

—Cuando la escuchás pensás que no es tan kapanga, pero en la historia de la banda, no todo es joda y cuarteto. No tenemos un estilo definido, somos el antiestilo. Y tratamos de no repetir la misma fórmula. Hay gente que nos dice: “Ésto ya no es Kapanga. Kapanga es el primer disco”. Y el primer disco lo grabamos hace quince años, donde pensábamos distinto y éramos más chicos. Y creo que el paso del tiempo, si una banda perdura, lo va reflejando en sus canciones. Forma parte de la madurez y la evolución.

 

—”Lima” mantiene el clima festivo de sus ocho álbumes anteriores, sin embargo se nota la mano de “El Chávez” Méndez en la producción…

 

—”La crudita”, que es el corte de difusión, es una clara influencia del Chávez. En ese sentido, también nos hizo animar a tocar con secuencia, algo que nunca hicimos.

 

—En 17 años, después de nueve discos editados y hasta una película, ¿qué queda por hacer en la vida de Kapanga?

 

—Disfrutar. Ya no le tenemos que demostrarle nada a nadie. Ya podemos producir nuestros eventos y autogestionarnos. El otro día, cuando cumplimos 17 años hicimos las cuentas: son 6.205 días, en los cuales hicimos aproximadamente 1.100 shows, que sería un promedio de un recital cada cinco días. Yo hace 17 años que estoy en pareja con la misma mujer y, según mi promedio, no la vi durante cinco años y medio. Y a mi hijo que tiene once, casi tres años no lo vi. Y cuando manejás esos números te agarra un poco de temblequeo en las piernas. Nuestra meta principal ahora es cumplir y festejar los veinte años. Queremos demostrar que somos una banda que siempre la peleó.