CULTURA / ESPECTACULOS › BETIANA BLUM EN LA COMEDIA

Shirley Valentine

Escrita en 1986 por el británico Willy Russel (responsable además de la adaptación cinematográfica de 1989), Yo amo a Shirley Valentine se transformó en una pieza fuerte del teatro argentino. Con una primera versión interpretada por Alicia Bruzzo en 1991 (y que tuvo una reversión en 2005, con Bruzzo como directora), la obra recobró vigor con la puesta que Valeria Ambrosio montó en 2015 y que tiene como protagonista a Betiana Blum, responsable de interpretar a esa ama de casa que, un buen día, acepta rebelarse contra sus autocondicionamientos.

Porque la transformación de Shirley va más allá del quiebre de rumbo de una mujer que se descubre en soledad. Y allí radica la clave del texto de Russell, que se corre de una problemática estereotipada para abordar un yo universal. “El rol y el lugar de la mujer han cambiado mucho desde que se escribió la obra, sin embargo lo que no ha cambiado es este maltrato que hacemos con nosotros mismos, cómo las relaciones se estancan. Pero uno puede salir de éso, y ella lo muestra”, apunta Blum, reconociendo allí una de las claves para que la pieza se convirtiera en clásico, y con la que el sábado a las 21 subirá a escena en La Comedia de Mitre y Ricardone.

la nota completa