La obra del inglés Mike Barlett, que el fin de semana pasó por La Comedia, se cimienta en elocuentes actuaciones de Juan Gil Navarro, Eleonora Wexler, Diego Velázquez y Jorge D’Elía, y en la sabia mirada del adaptador y director Daniel Veronese.

30 abr, 2013

 

Por Miguel Passarini

“Sos un arroyo y yo necesitaba un río”. “El amor es más que el sexo”. “Estamos en un ring y yo no me había dado cuenta”. “No son las mujeres, soy yo”. Así, con cuestionamientos efervescentes y respuestas lapidarias, a través de las cuales la incorrección y la ironía ponen en acción los mecanismos más perversos pero verdaderos de los vínculos, y tomando como disparador un humor que va de lo sutil a lo irreverente, se revelan las marcas que caracterizan el (los) conflicto de Cock, obra teatral del autor inglés Mike Barlett (Love, Love, Love, Artefacts, My Child) que, en versión y dirección de Daniel Verenose, y con las actuaciones de Juan Gil Navarro, Eleonora Wexler, Diego Velázquez y Jorge D’Elía, pasó viernes y sábado por el teatro municipal La Comedia.

Un pareja gay de siete años de convivencia, construida en base al afecto y al deseo pero con algunas contradicciones, ve cómo el sueño de un tiempo compartido hacia la “eternidad” se resquebraja frente al hecho de que uno de los dos, Juan (Gil Navarro), conoce en la calle a una mujer (Wexler) que le despierta no sólo una supuesta “heterosexualidad” reprimida sino cierta admiración que no siente por su pareja hombre.

Sin poder decidir entre semejante contradicción, en medio de una serie de idas y vueltas que opacan aún más el horizonte de cada uno de los personajes involucrados, la situación desemboca en un encuentro que une a los tres en una cena informal a la que se suma el padre del abandonado (D’Elía).

la crítica completa