Llega una artista chilena que revive la mística de Edith Piaf

La cantante y multiinstrumentista trasandina Juga Di Prima presenta un homenaje a la artista francesa, esta noche en el Centro de Expresiones Contemporáneas.

Juga Di Prima despliega su energía en cada interpretación.

Luciana Boglioli / Escenario

Juga Di Prima tiene un carácter ancestral, una energía única que viene de la experiencia vivida proveniente de su misión de trotamundos. La cantante e instrumentista de rockblues retro polinésico nació en Chile y se mudó a Londres hasta los 5 años. Más tarde, a sus 23 años, incursionó en el estilo de vida rapanui en la Isla de Pascua, donde recogió influencias e inspiraciones para componer su música y donde grabó su último álbum. Pero su mayor pasión surgió cuando escuchó a Edith Piaf. Desde ese momento, la artista que actualmente vive en Buenos Aires, comenzó a adentrarse en su obra y creó el show “Juga Di Piaf”, un tour en conmemoración a los 50 años de la inmortal voz de Edith Piaf, con versiones bluseadas y polinésicas, y que presenta hoy, a las 20, en el Centro de Expresiones Contemporáneas (CEC).
La inquietud para homenajear a Edith Piaf surgió de manera espontánea. “Me pasó lo mismo que cuando escuché a Janis Joplin a mis 13 años. Escuché su voz y me conmovió totalmente, sentí una conexión irracional con su energía. Esto me llevó a estudiar a fondo su repertorio. Luego a los 20 años, cuando estaba estudiando composición, un novio me regaló mi primer disco de Edith Piaf. Me puse a escucharlo y me conmovió hasta las lágrimas. Desde ese momento me puse a estudiar su música y su manera de cantar. La tomé como una amiga y maestra”, relató Juga.
Este show surge de un sueño, no metafórico sino real. “Me desperté una mañana y había soñado con ella y dije: «Juga Di Piaf» y así surgió el nombre del show, fusionando el de ella y el mío”, señaló la artista. De este modo empezó lo que luego sería una seguidilla de shows que fusiona español y francés, música latina y europea. “Traduje algunas partes de las canciones del francés al español para que el público entienda el espíritu de sus historias”.
Lo cierto es que Juga viene de presentar este show por Chile, Isla de Pascua, Budapest, Buenos Aires, Córdoba, San Luis y Montevideo. “Me adentré en los misterios de Edith Piaf. Mi intención es cantar celebrando su energía. Era una mujer apasionada por la vida. Siento que en sus canciones está escrito un sentimiento de posguerra que sirvió como influencia para varias generaciones. Siento que hay algo eterno en su música”. Al mismo tiempo, Juga contó que se siente plenamente identificada con Piaf en la pasión, el desgarro, la entrega y la inseguridad. “Hay muchos sentimientos en las canciones, para mí es muy catártico poder hacer este espectáculo, lo disfruto muchísimo”, destacó la actriz antes del show que será protagonizado por el acordeón, el ukelele y piano.
Con respecto a su experiencia en la misteriosa cultura ancestral de la etnia rapanui en la Isla de Pascua, la compositora contó: “Me interesaba adentrarme en la cultura de la isla. Allí grabé mi disco «El orden de las cosas», aprendí a tocar el ukelele y viví experiencias muy fuertes. La dimensión del tiempo allá es muy distinta, es como si los días fueran más largos. Y la gente tiene una fuerte conexión con sus ancestros. Las esculturas de piedras, los moái, representan al más importante de cada clan. La gente sabe leer los signos de la naturaleza y eso me alucina”.
Durante este año, los futuros proyectos de Juga se dividen entre seguir con este show por diferentes ciudades, desarrollar proyectos audiovisuales con el fotógrafo francés Jean Paul Gaultier y continuar con la grabación de un próximo disco con la producción artística de Tweety González, en el que incorpora sonidos electrónicos.

 la nota completa