LaCapital.com.ar

Jueves, 08 de noviembre de 201201:00

Cantemos todos juntos

La banda que mezcla rumba, reggae, folk y tango viene de presentarse en un megafestival en Japón. Esta noche toca en Willie Dixon.

 Por Carolina Taffoni / La Capital

A pesar de ser vista todavía como una banda revelación, Onda Vaga ya ha recorrido un largo camino. El grupo que se inició en 2007 en los fogones de Cabo Polonio editó dos discos que tuvieron excelentes críticas, creció en convocatoria en sus shows en vivo y hasta se dio el gusto de tocar en Europa y Japón. Para cerrar el año, el combo formado por Nacho Rodríguez, Marcelo Blanco, Marcos Orellana, Tomás Justo y Germán Cohen se presentará esta noche, a las 22, en Willie Dixon (Suipacha y Güemes).

Las singulares canciones de Onda Vaga, que mezclan rumba, cumbia, reggae, folk y tango, llegaron por primera vez a Japón en julio de este año. La banda actuó en el Fuji Rock Festival, por donde también pasaron Radiohead, los Stone Roses, Jack White, Elvis Costello y Noel Gallagher. “Es un festival enorme, que convoca a 200 mil personas por día. Se hace en un centro de esquí, en un lugar bellísimo, tipo Bariloche”, contó el trombonista y cantante Germán Cohen. “Nosotros tocamos en cinco escenarios diferentes, entre los escenarios más chicos. Conocer Japón es una experiencia en sí misma. La gente es muy distinta, pero se enganchó muchísimo con lo que tocamos”, afirmó.

La banda llegó a tierras niponas por una serie de “eventualidades afortunadas”. “Todo sucedió el año pasado, en una de nuestras peores fechas de la gira por Europa”, recordó Cohen. “Tocamos en Barcelona, en el lobby de un hotel, para un grupo de productores y agentes de música. Fue horrible. Estaban todos comiendo canapés y nadie nos daba bola. Solamente pegamos onda con un tipo que era el único que estaba en cueros y en pedo bailando. Este tipo, un inglés de lo más simpático, resultó ser uno de los programadores del Fuji Rock Festival y ahí nomás nos invitó a tocar”, relató.

Unos días antes de pasar por Japón, Onda Vaga realizó su tercera gira por Europa, donde tocaron en España, Bélgica y Francia. “La primera vez giramos en una camioneta y tocamos en la calle”, recordó el trombonista. Ahora se presentaron tanto en locales pequeños como en grandes festivales. “La experiencia fue increíble. Tocar y estar viajando es alucinante. Además nos encontramos con amigos que hicimos en estos últimos cuatro años en distintas ciudades”, agregó el músico.

Para ilustrar la aventura europea, Cohen citó dos ejemplos: “En Francia tocamos en la Casa Argentina de la Universidad de allá y ese show estuvo buenísimo. Había mucha gente metiéndose por las ventanas de la universidad. Fue muy divertido. En Bélgica actuamos en un festival donde nos encontramos con una familia entera entre el público, y la abuela de esa familia estaba cantando nuestras canciones. Ella nos contó que nos había visto el año anterior en el mismo festival y que había comprado los discos. Eso es un flash, porque se da más allá de las barreras del idioma. No hay que subestimar a la música”, enfatizó.

El trombonista y cantante cree que el reconocimiento para Onda Vaga llegó “en el momento justo”. “Somos músicos que hace más de diez años que venimos tocando en distintos proyectos. El otro día actuamos en Salta y fueron 1.500 personas. Nos reconforta reunir cada día más gente. Tenemos ganas de seguir creciendo y de viajar por todo el mundo. Nosotros creemos en lo que cantamos y lo defendemos con nuestro cuerpo cada vez que tocamos”, aseguró.