Nada mejor que un comienzo sumergido en la canción “Surfing on a rocket”, de Air, que reza “por favor sujeta mi mano y no me dejes caer”. Porque cuando Juan Gil Navarro, Eleonora Wexler, Diego Velazquez y Jorge D`elia salen a escena ya dejan instalado el concepto de la obra: dos almas danzantes se disputan el corazón de un hombre ignorante de sus sentimientos, siendo a la vez observados por la sociedad que juzga y condena las elecciones de los demás. Lo complejo de la sexualidad y la dificultad de establecer vínculos en la sociedad moderna son los ejes principales de “Cock” que se presentó el viernes y sábado a sala llena en La Comedia.

La obra escrita por el inglés Mike Bartlett se estrenó en el Royal Court Theatre de Londres en 2009 recibiendo el máximo premio del teatro inglés, el Oliver a la Mejor Obra del Año. Actualmente se encuentra en cartel en Broadway y previamente se presentó con gran éxito en España, Bélgica y Malasia. En México fue recientemente protagonizada por Diego Luna. En el caso argentino, la obra estrenó en agosto del año pasado en el teatro Paseo La Plaza donde realizó temporada hasta abril. La particularidad es que el director Daniel Veronese decidió despedirse en Rosario, siendo la única ciudad además de Buenos Aires, donde se presentó la obra.

La obra narra una historia jugada desde el inicio: Juan (Gil Navarro), un joven gay que luego de estar siete años en pareja con un hombre (Velázquez), se enamora de una mujer (Wexler). A partir de esta situación de confusión, comenzará una especie de guerra entre el hombre y la mujer por obtener el amor de Juan. En un momento hay una escena de Juan teniendo su primera experiencia sexual con una mujer, que resulta hasta graciosa. Y quizás es el alto contenido de humor que posee la obra que quita el nivel de seriedad que requiere el tema para lograr una verdadera conexión de la problemática con el espectador.

la crítica completa