Sábado, 15 de agosto de 2015 01:00

“Los años nos hicieron más sabios”, afirman Los Brujos

La singular banda regresó a los escenarios con nuevo disco, “Pong!, y la intensidad intacta. “somos una especie en extinción”, dice Gabriel Guerrisi. Hoy tocan en Vorterix.

cabezas puntudas. Los sombreros cónicos y altísimos son un signo de los nuevos tiempos de la banda del Gran Buenos Aires y también el emblema de “Pong!”, el flamante álbum de Los Brujos.

Por José Cavazza / La Capital

Diez años —desde el 88 al 98— no fueron suficientes. Por eso, el año pasado volvieron a juntarse, tocaron después de 16 años en Ciudad Emergente, editaron un nuevo álbum, “Pong!” (una mezcla de canciones que habían quedado inconclusas, grabado con el desaparecido y ex Babasónicos Gabo Manelli y algunos temas nuevos) y ahora, lanzados de lleno a las rutas argentinas en una gira nacional, actuarán esta noche en Rosario, precisamente en el teatro Vorterix.

Con “Beat Hit”, el primer single del disco del regreso, recuperado de ensayos del 98 con Gabo en el bajo, marcaron el inicio de una nueva era que, según el guitarrista y principal letrista de la banda Gabriel Guerrisi, ahora llamado Etna Rocker (ex X Mental), promete ser tan intensa como la anterior.

Desde sus comienzos en 1988, en el sur del Gran Buenos Aires, Los Brujos fueron un grupo que se destacó por tener dos cantantes al frente y un beat psicodélico llevado en la mayoría de sus canciones a un frenético hardcore. La diferencia con otras bandas, sin embargo,la marcaba la estética que rodeaba al grupo en los shows y en sus videos, basado en un vestuario con la marca de la diseñadora de indumentaria Vero Ivaldi. Sus trajes de esqueleto, sus experimentos con caños de PVC, sus faldas de arpillera y aluminio, sus rodilleras robóticas, y además sus portadas y afiches infectados de platillos voladores, aliens y tanto cine clase B, Los Brujos lograron en los 90 marcar un antes y un después en la estética del rock nacional.

“Buscábamos ver y escuchar el grupo de rock que no encontrábamos en otro lado”, dice a Escenario Guerrisi, hablando del inicio de Los Brujos. “Así, lo armamos a nuestro gusto; se gestó en fiestas a go go que hacía nuestra cantante por aquellos días, Morticia Flowers, y mientras sucedía el dark de mediados de los 80, nosotros buscábamos la forma de fusionar la música surf con el punk/new wave… pero ojo, también somos admiradores de Gyula Kosice y de aquella escena del DiTella”, añade.

El álbum “Fin de semana salvaje” (1992) fue el debut, que tuvo a “Kanishka” como hit de difusión, y contó con la producción de Daniel Melero. Un año después se editó “San Cipriano”, también producido por Melero, y del tercer disco, “Guerra de nervios” (1995), participaron Gustavo Cerati y el propio Melero, pero a comienzos del 98 anunciaron oficialmente la separación de la banda. En esta nueva etapa, Los Brujos forman con Etna Rocker (Gabriel Guerrisi) en guitarra, ZPQ (Alejandro Alaci, antes Robo-Yi) en voz, Elle Iluminatti (Ricardo Rúa, antes Mala-Yi) en voz, Huinka (Fabio “Rey” Pastrello) en guitarra y Meeno (Quique Illid) en batería.

—¿Cómo y cuándo surgió la idea de volver a los escenarios?

—La idea surgió hace dos años, al escuchar las cintas de lo que hoy es “Pong!”. Inicialmente teníamos la pretensión de mezclarlo y editarlo sin reunir al grupo en el escenario, pero en cuanto nos pusimos a trabajar surgieron canciones nuevas y el robot se fue armando solo. Cuando abrimos los ojos nos encontramos tocando frenéticamente.

EM_DASH¿Y cuáles son las metas en este regreso?

—Hacer más discos, tocar mucho y llevar nuestra música a todos lados.

CÓNICOS. A los viejos disfraces y los cuerpos pintados, las cabezotas halloween, la obsesión cósmica, el esoterismo, ahora les agregaron los sombreros altísimos y cónicos. Esa mezcla de rock y teatralidad los emparenta a los legendarios Residents, al menos en su lado performático. ¿O fue Kiss la primera inspiración? ¿O los Pet Shop Boys? ¿O quizá también el under porteño de los años 80?

la nota completa