Ana Prada y Yusa en Rosario: “Nos gusta convidar”
“Crema y chocolate” recorre parte de las discografía de ambas por separado y en conjunto. La cubana habló con Rosario3.com y adelantó lo que se escuchará hoy, a las 21 en la Plataforma Lavardén
Las vocalistas comparten su pasión por la música latinoamericana.
Las vocalistas comparten su pasión por la música latinoamericana. Ampliar Imágenes

Ana Prada y Yusa conforman la pareja de Crema y Chocolate, el concierto conjunto que la uruguaya y la cubana presentan este viernes a las 21, en el Teatro de Plataforma Lavardén, Sarmiento y Mendoza.

Las dos tienen un largo recorrido como compositoras, vocalistas e instrumentistas latinoamericanas y, si bien en principio se puede pensar que sus extracciones musicales son diferentes, a la hora de revelar influencias los puntos comunes son mayoritarios

“Las dos disfrutamos escuchando música latinoamericana”, señala Yusa, en diálogo conRosario3.com.

Todo empezó a gestarse a partir de la amistad que tienen ambas artistas. Pero la posibilidad concreta de pensar un espectáculo conjunto surgió a poco de compartir la mánager Paula Rivera, quien ya venía trabajando con la cancionista cubana desde hace tiempo.

“En principio fue un ciclo de cuatro presentaciones y ya llevamos quince conciertos (risas). Además, esto ha ido tomando otros matices, con otros temas, con cambios en el repertorio”, apunta quien se hace cargo del bajo, la guitarra, el tres cubano y el cajón.

En el desarrollo, las mujeres en escena, secundadas por Ariel Polenta en piano, tienen momentos a solas y otros compartidos donde una se suma a las canciones de la otra. “No nos propusimos ser diferentes sino todo lo contarrio, buscamos compartir”.

“La idea es tratar de intercambiar la mayor cantidad de tiempo nosotras y también otros músicos. Siempre estamos invitando a otras personas. Nos gusta convidar”, advierte Yusa, divertida y en clara referencia al nombre del espectáculo.

La bajista confiesa que el nombre se le ocurrió a la también guitarrista Ana Prada: “Ella es muy graciosa. Un día nuestra mánager dijo «tienen que hacer algo juntas» y ahí Ana dijo «Crema y chocolate». Y así quedó A mí me cuesta, me remite a «Fresa y Chocolate» (la película de Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío)”.

La vocalista admite que esa “naturalidad” es la que permite una libertad mayor en la escena. Asegura que “hay una dramaturgia” previa, pero eso no se opone a que todo fluya, incluso que las canciones cambien y el setlist no sea simpre el mismo

“La otra parte importante es la participación del público. Interactuar es la clave”, completa.

— Cuba viene experimentado cambios en distintos ámbitos en el último tiempo ¿Cómo ve a la isla?

— Está cambiando todo el tiempo. Los cambios han tenido que ver con procesos más generales y también particulares. Hace tiempo que se ha afianzado la idea del cuentapropista y los paladares en manos de cubanos. Y ahora mismo llegué de La Habana y no paré de tocar. Se han abierto muchos lugares y negocios privados. Hay muchos más espacios para la música.