Ocio | Noticias Ocio
Armandinho y un mix de reggae y rock
El músico brasilero presenta este jueves su reciente producción, “Ao Vivo en Buenos Aires”. En una noche a puro reggae en Metropolitano, también será de la partida el grupo estadounidense SOJA
El músico visita la ciudad por segunda vez.
El músico visita la ciudad por segunda vez. Ampliar Imágenes

Antonio Armando, Armandinho para su seguidores, es una de las figuras más representativas del Brasil. El músico llega a la ciudad por segunda vez, en esta oportunidad, para compartir el escenario con la banda norteamericana SOJA (Soldiers Of Jah Army) en una noche a puro reggae. La cita es este jueves a las 21 en Metropolitano, Alto Rosario Shopping.

Armandinho viene a presentar las canciones de su DVD Ao Vivo en Buenos Aires, filmado en diciembre pasado. “Queremos mostrar las canciones de la producción. Claro que siempre puede haber sorpresas que tienen que ver con cómo pienso cada show”, advirtió el músico brasilero en diálogo con Rosario3.com.

Sus canciones anudan sonidos y ritmos bajo un espíritu festivo y relajado. Casi como un alquimista, con el tiempo encontró la fórmula para su temas. “En mi música se mezclan tanto la música popular brasilera, la música folclórica del sur de Brasil, como el rock y el reggae. Son todos elementos que están mis canciones”, completa.

Hijo de cantantes, creció en un ambiente musical, aunque su primer contacto con la música tuvo una razón terapéutica. “Cuando era pequeño tenía problemas con la dicción, así que mi mamá me mandaba a aprender guitarra, porque cuando cantaba no tartamudeaba. Lo que comenzó como una ayuda, se transformó con el tiempo en mi profesión. Por supuesto que la influencia de mi padre, su genética, también ayudó en este proceso”, explica Armandinho, que visitó Rosario el último abril.

¿Quiénes te influenciaron?
— Tengo muchas influencias. Entre ellos, The Beatles, Bob Marley, Neil Young, Jimmi Hendrix. Siempre me gustó escuchar buena música, no importa el género.

¿Qué te llevó a darle más protagonismo a la guitrarra, sobe todo en relación a los primeros trabajos?
— Siempre tuve ganas de tocar más la guitarra y eso fue ocurriendo de una manera bien natural. En mi casa o en el estudio, empecé a tocar más y más, y eso me llevó a pensar en canciones donde la guitarra estuviera más presente. Además, durante las grabaciones de Volumen 5 (2010) se fue el violero que estaba en la banda, entonces asumí su lugar. Y ahí me di cuenta que también podía hacerlo en vivo.

En tus canciones, las letras tienen un lugar importante. ¿Sólo escribís canciones?
— Yo soy un compositor e intérprete de canciones que reflejan mi estilo de vida. Es decir, la playa, el sol, el mar; y principalmente el amor. Es así como me siento completo como artista y ésa es mi manera de expresarme.

Buena parte de Latinoamérica empezó a consolidar en la década del ´90 un sonido más homogéneo, en parte por la concentración de la industria discográfica. Sin embargo, Brasil parece resistir a esos cambios. ¿Lo ves así?
— Brasil es un país muy rico musicalmente, con muchas tendencias y ritmos. Por eso es muy difícil que ocurra algo así. Lo que suena en el sur de Brasil es muy diferente a lo se hace en el norte del país, por ejemplo. Eso hace que la música brasilera sea heterogénea por naturaleza.

¿Cuándo decidiste y por qué crear tu propio sello editor?
— La vida está hecha fases. Creo que los cambios en el mercado discográfico me llevaron a crear mi propio sello. Del mismo modo que puedo volver, en cualquier momento, a trabajar con una multinacional. Yo sólo quiero estar feliz haciendo lo que más me gusta, que es la música.

¿Qué lugar ocupa el reggae en Brasil?
— El género tiene su público específico y fiel. Seguirán surgiendo bandas que renovarán la escena y, a pesar de ello, el reggae sigue su camino. Yo me considero un artista que tiene al reggae como una de sus influencias, pero también reconozco que mi música es más una mezclas de varios ritmos que una expresión del reggae roots.

—¿Qué canción de otro artista te hubiera gustado componer y por qué?
— Hay tantas que me gustan y admiro. Pero Los Beatles fueron y serán los mejores. Elijo “Every single day of my life” (Nota: parte de la letra de “Got to get you into my life”)