El Siempreterno
Musicalidad, oscuridad y magia
Hernán Osuna

Soy el caballero misántropo número uno: Lord Misántropo“, me dice Sergio Rotman. La misantropía, según reza el diccionario, es una actitud social y psicológica caracterizada por aversión general hacia el género humano. Hay que entender que él viene de un contexto punk, de años duros en los que parecía que no había futuro. Haber llegado al estrellato no hace aRotman un tipo más conforme con la raza terrícola. A pesar de todo el éxito, su feliz matrimonio con Mimi Maura, la paternidad y una vida entre Puerto Rico y Buenos Aires, aún no se siente a resguardo: “Todavía me puedo morir perfectamente“, afirma.

Esa sensación apocalípitica, de muerte inminente, se hace presente en Hacia el mar de carbón, el último disco de El Siempreterno que esta noche presentan en Willie Dixon. Dicho material cuenta con canciones de tinte oscuro y denso; se trata de un exorcismo rockero intenso que llama la atención desde la primera escucha. “Esperemos estar a la altura de las circunstancias. Decí que tengo que tocar pero sino iría a ver al Siempreterno”, asegura el músico, entre risas, cuando le pregunto sobre el recital de hoy. El Siempreterno está formado además por Mimi Maura en voz, Ariel Minimal (Pez y Ex Cadillacs) en guitarras, Fernando Ricciardi (Cadillacs, ex Cienfuegos) en batería y Alvaro “Ruso” Sánchez en bajo.Más tarde la conversación ingresa en un clima más relajado. Rotman habla del re-regreso deLos Cadillacs“Tocamos en Chile, el próximo concierto va a ser en marzo  en el festival Vive Latino de México y después haremos cuatro conciertos más en el trancurso del año”. También hay lugar para otros temas como la muerte de Gamexane, el público rosarino y un balance del año. Rotman puede odiar a la raza humana, pero cuando habla lo oculta muy bien: es gentil y cálido.Este jueves van a estar en Rosario presentando Hacia El Mar de carbón. ¿Qué diferencia encontrás entre este disco y el debut. ¿Sentís que se despega un poco más del legado de Cienfuegos?
Sí. Creo que es el disco de un grupo ya solidificado. Cuando compuse este disco ya estaba el grupo funcionando así que ya sabíamos que queríamos a nivel sonido.

¿Cómo fue el proceso de composición? ¿Qué grupos te influenciaron?
Mirá, si no me equivoco, salvo una canción, todo el disco lo compuse en el 2011 en Puerto Rico. ¿Influencias? (piensa). Somos un grupo que tenemos muchas cosas en común.  Por ejemplo, Fernando y yo crecimos juntos musicalmente; con Mimi vivimos juntos hace 27 años y a Ariel lo conozco hace 25 años. Yo produje el demo de una banda que tenía, Los Minimals. Me parece que más allá de un grupo es una escuela musical de miembros que crecieron juntos. Y bueno, es la escuela de la vida, ¿no? La influencia es por la forma de vivir, tocar y escuchar música.¿Qué balance hacés del año?
Fueron muy poquitos shows, ahora el de Rosario va a ser el número once. Pasa que hemos tenido mucha repercusión porque, según lo que dicen los que saben, nuestros recitales en vivo son muy buenos. Esto es fundamental en un grupo. La idea es promocionar a la banda y hacer un show en vivo que parta la cabeza. Primero fueron doscientos, después cuatrocientos y ahora estamos cortando más de mil tickets en los recitales. Entonces nosotros apuntamos a hacer muy buenas presentaciones, para que se corra la bola. Espero que mañana en Rosario estemos a la altura de las circunstancias.

¿Cómo te las ingeniás para dividir tu tiempo entre Puerto Rico y Buenos Aires? ¿A qué te dedicás allá?
En Puerto Rico tenemos varios proyectos con Mimi. Tocamos Mimi, yo y varios músicos de allá. Antes nuestra backing band era Cultura Profética, pero como ellos están de gira armamos nuestra propia banda. Estamos muy activos musicalmente. Yo también discjockeovinilos casi todos los fines de semana. Somos un grupo de músicos que pasamos soul, reggae y demás. Y bueno también me mantengo tratando de componer canciones.O sea que combinás la playa con el cemento…
Sí, yo en realidad hace cuatros años que vivo en Puerto Rico y no sentí un gran cambio. Está buenísimo ir a la playa y andar en bicicleta, obvio, pero no es como ir a una playa en el medio de la nada. San Juan es una ciudad que está buenísima y tiene cosas bárbaras.Me acuerdo que una vez dijiste que Fernando, Ariel  y vos son sobrevivientes. ¿En qué momento pensaste que no zafabas?
Bueno, yo no sé si es tan así, todavía puedo morir perfectamente (risas). Asi que soy un sobreviviente pero no sé, me causó mucho impacto la muerte de Gamexane porque él creció con nosotros. Uno está preparado para que se mueran los padres de uno por la ley de la vida, pero los amigos que se van tempranamente, es otra cosa. De ninguna forma siento que la espada haya salido de mi cabeza.

Una vez dijiste que la raza humana debería desaparecer. ¿Te considerás un misántropo?
Soy el caballero misántropo número uno: Lord Misántropo.Recientemente tocaron con Los Cadillacs en Chile. ¿Existe la posibilidad de volver a toda máquina con el grupo?
Sí, totalmente. El show fue increíble. El próximo concierto va a ser en marzo, en el festival Vive Latino de México y después haremos cuatro conciertos más en el trancurso del año¿Qué te da El Siempreterno que no te dan otras bandas?
En realidad la música no es algo pensado. Así que disfruto en todos los contextos.

¿Si no te hubieses dedicado a la música que otra profesión hubieras elegido?
No sé, ni idea. No sentí a la música como una profesión sino como algo liberador. Capaz me hubiera puesto a trabajar con lo que implica algo espantoso como tener que ir a un laburo.¿Qué le podés decir al público rosarino de cara al show de este jueves en Willie Dixon?
Nos conocemos hace muchos años. Conozco perfectamente las rutas, la noche y la gente rosarina. Decí que tengo que tocar sino iría a  ver al Siempreterno (risas).