Kapanga es un matrimonio de cinco´

Miguel ‘Maikel’

 

Cuando Kapanga se metió en los estudios para grabar Lima, su noveno disco de estudio, sabían muy bien qué era lo que buscaban: combinar la facete más bailable con que ya venían haciendo. Para ello, rápidamente llamaron a el ex Árbol, El Chávez, para que junto a Maikel se ocupara de la producción artística.

 

El resultado del nuevo álbum es justamente eso, la mixtura de ritmos bailables, nuevos sonidos quizás no tan explotados anteriormente por parte de la banda de Quilmes donde las texturas compositivas se notan. Listos para encarar el verano, el grupo que parece no tener descanso llega este sábado 17 de noviembre a Willie Dixon donde despedirá el año con sus seguidores en lo que promete ser la fiesta que siempre brindan.

 

Antes del show, Maikel (guitarrista) habló con RosarioRock.com acerca del nuevo material discográfico, del rol de El Chávez en Lima, del posible nuevo hit del verano y la relación entre ellos tras 17 años sobre las tablas.

 

Lima, su nuevo disco, es bastante equilibrado en cuanto a contenido musical. ¿Lo ves así?

Sí, es nuestro octavo disco y estábamos buscando un poco eso. Queríamos experimentar nuevas texturas y colores pero sin perder nuestro ADN. Por eso también decidimos trabajar con el productor Matías Méndez (N de R: más conocido como El Chávez) que lo conocíamos de otras bandas. Lo que estábamos buscando de él era su parte bailable y la idea era combinar eso con lo que veníamos haciendo nosotros. El resultado nos pareció espectacular.

 

Justamente te quería preguntar sobre el rol del Chávez en el disco. Es uno de los productores más solicitados actualmente.

Lo que tiene Matías es que se involucra en las canciones de otros artistas pero desde el alma máter de esos temas. También como artista le tenés que dar el espacio para que se meta; si le permitís eso podés lograr resultados que nunca hubieras imaginado. Gracias al trabajo del Chávez, el disco quedó con nuevas texturas compositivas y nuevos sonidos, pero manteniendo la esencia de Kapanga.

 

Más allá de la música, ¿buscaron algo en particular desde el punto de vista de las letras?

Hay de todo. Lo que sí te podría decir es que muchas canciones hablan de la ambigüedad de los sentimientos de distintas situaciones de la vida. Todo obviamente abordado desde nuestra manera de ver las cosas.

 

Recientemente lanzaron el tema “La Crudita” como corte de difusión ¿Lo ves como un posible hit del verano?

No lo buscamos, pero a medida que íbamos grabando el disco nos dimos cuenta de que se iba perfilando como corte de difusión. No es que digamos “vamos a hacer este tema para pegarla en el verano” porque si lo pudiéramos hacer lo haríamos y seríamos millonarios. Lo que está bueno es que hace un tiempo largo estamos yendo a tocar a México y queríamos componer algo que tenga que ver con las vivencias de allá. Pero también pasa que a lo mejor querés de hablar de algo muy local y a lo mejor en Argentina no saben de qué estás hablando. Entonces tomamos nada más que la palabra la ´crudita´, término con el que los mexicanos mencionan a la resaca. La canción empezó hablando de una persona a la cual la noche lo traicionaba porque se hacía de día y nos faltaba el estribillo. Entonces ahí vino a colación lo de ´La Crudita´

 

Cambiemos de tema. Ahora llegan una vez más a Rosario con nuevo disco. ¿Creés que es un lugar propicio para testearlo?

¡Sí! Más que para testearlo es para compartirlo. Imagináte que para nosotros ir a tocar a Rosario es buenísimo. El otro día estuvimos allá en una fiesta privada. Terminé el show, me subí a un taxi y me fui un ratito a Willie Dixon antes de volverme a Buenos Aires. Lo que sí vamos a hacer es tocar más de la mitad del disco mezclándolo con el resto de las canciones de nuestra carrera.

 

Son una banda de mucha actividad, que constantemente está girando. Me imagino que el cansancio de los viajes y de la rutina desaparece cuando suben al escenario y corre la adrenalina…

Sí, igual más que cansados… (Piensa) Mirá, ahora por ejemplo me llamaste y me agarraste en la sala. Estábamos preparando unas pistas para los shows en vivo y en un rato nos ponemos a ensayar. Desde que salió el disco, los fines de semana estamos siempre de gira así que en la semana estamos siempre ensayando. Y la verdad es que hacer lo que te gusta y generar arte todo el tiempo es maravilloso. Te puede llegar a cansar un viaje pero no lo que hacés.

 

La química entre Uds. debe ser excelente, ¿no?

Si, es bárbara. Hace 17 años que nos conocemos y sabemos todo acerca de nuestras alegrías y miserias; cuándo uno tiene mal humor o está triste, o cuándo está bien. Más que una familia, Kapanga es un matrimonio de cinco personas.