Viernes, 10 de julio de 2015 01:00

“Cuando una banda deja su sello es difícil que alguien ocupe su lugar”

Animal, el grupo emblemático del metal alternativo regresa después de nueve años de ausencia. Hoy se presenta en Rosario, a las 21 (puntual), en el Vorterix.

Por la vuelta. El power trío está de gira por Argentina y Latinoamérica y el año que viene editará un nuevo disco.

Carolina Taffoni / Escenario

A nueve años de haber anunciado su disolución, Animal volvió a escena con las ganas y la potencia intactas. La banda que renovó el sonido del metal criollo en los años 90 y que se proyectó a Latinoamérica regresó con una extensa gira y con planes para editar un nuevo disco. Andrés Giménez (guitarra y voz), Cristian “Titi” Lapolla (bajo y coros) y Marcelo Castro (batería), la misma formación que grabó “Animal 6” (2001), se presentará hoy, a las 21 (puntual), en el teatro Vorterix (Salta y Caferatta), con un show que recorrerá toda su discografía, desde el inicial “Acosados Nuestros Indios Murieron Al Luchar” (1993) hasta “Combativo” (2004), su último CD de estudio.

En charla con Escenario, el histórico líder del grupo, Andrés Giménez, habló del “compromiso” de este regreso, de bajar un cambio y aprender de las experiencias y de su pasión por la música atravesando los géneros, desde el metal más extremo hasta el tango y el folclore.

—¿Cómo se dio el regreso de Animal? ¿Qué te motivó a volver con la banda?

—Fue todo muy sorpresivo y se dio naturalmente. La movida empezó con un llamado de teléfono de Marcelo Castro (el batero), y después hablamos con el bajista, con Titi Lapolla. A partir de ahí nos juntamos, rememoramos un montón de cosas lindas y también hablamos de errores cometidos. Tuvimos que tomar una decisión: si vamos a hacer las cosas vamos a hacerlas bien, para adelante, con compromiso y para futuro. Entonces nos pusimos a ensayar para ver si seguía funcionando la química que teníamos los tres, y cuando nos dimos cuenta que estaba todo perfecto le dimos para adelante.

—Recién hablaste de “errores cometidos”. ¿A qué te referías?

—A cosas que uno va aprendiendo con el paso de los años. No es lo mismo cuando tenés 20 años, 30 ó 40. Es lógico que ahora yo vea la vida con otro compromiso. La energía, el sentimiento y las ganas siguen intactas, pero cambia mucho eso del torbellino de querer llevarse el mundo por delante. Cuando uno es más joven se quiere llevar el mundo por delante y no se da cuenta que a veces es contraproducente, porque te llevás puestas un montón de cosas que tenés alrededor. Creo que eso nos pasó en un momento con Animal y ahí surgieron diferencias, porque uno quería correr y el otro caminar. Hoy al estar más grandes esto lo podemos hablar, nos podemos sentar tranquilos y entender de qué se trata llegar al mismo objetivo aunque tengamos distintas velocidades. Nuestro gran error fue ese, el no entender la forma. Hoy la edad nos permite entendernos y darnos ese respiro para mirar primero el terreno y después caminar.

—¿Cómo fue la reacción de la gente ante la vuelta de la banda? ¿Cuáles eran las expectativas de ustedes?

—La reacción fue impresionante, mucho mejor de lo que esperábamos, porque pasaron muchos años y la gente se puede olvidar tranquilamente de una banda. Pero acá te das cuenta realmente de que Animal marcó un momento, no sólo dentro del metal sino de la música nacional. Estamos llenando todos los lugares donde tocamos y disfrutamos mucho de los shows. A veces parece como si no hubiese pasado el tiempo, es algo raro. Y a la vez ese tiempo que pasó hizo que todo tome más empuje y más forma. Da la sensación de que había una necesidad de que vuelva Animal.

—¿Creés que Animal viene a ocupar un lugar que estaba vacío?

—No sé si estaba vacío. Pero cuando una banda deja su sello es muy difícil que alguien ocupe su lugar. Alguien puede sumar y está buenísimo que eso pase, me encanta que se sumen bandas y compartir la escena con grupos. No soy una persona del divide y reinarás. Eso no entra en mi mente. Pero es indudable que Animal tiene un espacio que es propio.

—¿Hay planes para grabar un disco nuevo? ¿Cómo vislumbrás ese trabajo?

 la nota completa