Cornelia frente al espejo; con Leonardo Sbaraglia, Eugenia Capizzano, Eugenia Alonso y Rafael Spregelburd

Cornelia frente al espejo;  con Leonardo Sbaraglia, Eugenia Capizzano, Eugenia Alonso y Rafael Spregelburd

         Cornelia frente al espejo

un   film de Daniel Rosenfeld basado en el cuento homónimo y con diálogos íntergros de Silvina Ocampo

con Eugenia Capizzano,  Eugenia Alonso, Rafael Spregelburd y Leonardo Sbaraglia

“Los espejos son exclusivos: se apoderan de las almas en cualquier momento.”  Silvina Ocampo

 Este sábado 20 de octubre se estrenará en Rosario, en el Cine El Cairo, el premiado largometraje Cornelia frente al espejo basado en  el  relato homónimo de Silvina Ocampo, dirigido por Daniel Rosenfeld y escrito junto a la actriz Eugenia Capizzano.

La tercer película de Rosenfeld (Saluzzi -ensayo para bandoneón y tres hermanos-, 2001; La Quimera de los Héroes, 2004) es protagonizada por Eugenia Capizzano junto a Leonardo Sbaraglia, Rafael Spregelburd y Eugenia Alonso, ha ganado el premio anual Hubert Bals de post-producción (Holanda), tuvo su estreno mundial en el Festival Internacional de Rotterdam 2012 y recientemente formó parte de la Selección Oficial del Festival de Moscú.

Cornelia frente al espejo es una película de género drama fantástico que tiene la singularidad de que sus diálogos fueron escritos íntegramente por Silvina Ocampo (extraídos de su cuento Cornelia frente al espejo) .

La música original fue compuesta por Jorge Arriagada (notable compositor en numerosos films de Raúl Ruiz, Olivier Assayas y Barbet Schroeder) y la dirección de fotografía es de Matías Mesa (habitual cámara de Gus Van Sant).

SINOPSIS

Una joven mujer, Cornelia, llega a la antigua casona paterna para suicidarse. Pero es continuamente interrumpida, disuadida, por imprevistas apariciones: una misteriosa niña, un ladrón, un amante. ¿Es que el veneno ya hizo efecto? ¿O es que Cornelia cayó del otro lado del espejo?

Como en una trágica versión de la Alicia de Lewis Caroll, Cornelia avanza por un mundo extrañado, donde habitan la inocencia y la crueldad, el amor y lo siniestro. La película basada en el cuento homónimo de Silvina Ocampo es una inusual apuesta cinematográfico-literaria: sus diálogos pertenecen íntegramente al cuento original.

En Cornelia no hay certezas de identidad sino la certeza de ser habitada por otras voces. Es con esas voces, reflejos, que ella reinventa una y otra vez su propia historia.

ACERCA DE LA PELÍCULA

La singularidad de esta adaptación (y tal vez el mayor desafío de la película) reside en el hecho de que los diálogos originales del cuento de Silvina Ocampo son interpretados por los actores de manera fiel, es decir, tal cual fueron escritos por la autora. El resultado es una película donde la respiración de esos textos de inquietante poesía se convierte en la materia misma del film. Tanto en la estructura del cuento como en la adaptación cinematográfica hay una deliberada forma digresiva que avanza y se desvía en recodos inesperados, es el laberinto de apariciones donde Cornelia reinventa una y otra vez la historia de su vida como una Sheherezade que quisiera aplazar su muerte frente al espejo.

De Jorge Luis Borges sobre Silvina Ocampo

“Es curioso que sea yo, cuya manera de narrar consiste en retener sólo elementos esenciales, quien presente (…) una obra tan sabia, tan irisada, tan compleja y mesurada a la vez (…) En los relatos de Silvina Ocampo hay un rasgo que aún no he llegado a comprender: es su extraño amor por cierta crueldad inocente u oblicua; atribuyo ese rasgo al interés, al interés asombrado que el mal inspira a un alma noble.” (Prefacio a la antología Faits divers de la Terre et du Ciel, Paris, 1974. Traducción de Enrique Pezzoni.)

“Silvina Ocampo nos propone una realidad en la que conviven lo quimérico y lo casero, la crueldad minuciosa de los niños y la recatada ternura, la hamaca paraguaya de una quinta y la mitología. (…) Le importan los colores, los matices, las formas, lo convexo, lo cóncavo, los metales, lo áspero, lo pulido, lo opaco, lo traslúcido, las piedras, las plantas, los animales, el sabor peculiar de cada hora y de cada estación, la música, la no menos misteriosa poesía y el peso de las almas de que habla Víctor Hugo. De las palabras que podrían definirla, la más precisa, creo, es genial.”

trailer

 

CRÍTICAS

CAHIERS DU CINÉMA  (Francia)

Cornelia frente al espejo abre salidas inesperadas hacia lo imaginario (…) Adaptación de una novela de Silvina Ocampo (la historia de una joven mujer decidida a poner fin a sus días en la gran mansión familiar y que se enfrenta a extraños visitantes, a su vez espectros del pasado y proyecciones de su personalidad), la película exhala, gracias a su sentido mínimo de la ilusión y a la frescura de su interpretación, un verdadero encanto a lo Lewis Carroll, esquivando las trampas del romanticismo mórbido.”

Joachim Lepastier, La jungle de Rotterdam

IL MANIFESTO  (Italia)

“IRREVERENTE POESÍA. Inspiración literaria, un gusto por la puesta en escena abstracta y exasperada. La tendencia más libre en esta edición del Festival de Rotterdam en títulos como Cornelia frente al espejo de Daniel Rosenfeld.

(…) Cornelia frente al espejo tiene inspiración literaria, el libro de Silvina Ocampo Cornelia frente al espejo, fue adaptado por Eugenia Capizzano, que es su protagonista, y por el director Daniel Rosenfeld ( La Quimera de los héroes  –Festival de Venecia– ). Y esta complicidad es indispensable, es aún más la materia misma del film, cuyo flujo de sonoridad contemporánea –la música es de Jorge Arriagada, compositor también de Raúl Ruiz– se concentra en las palabras del texto. ¿Cómo pronunciarlas, y cómo convertirlas en imagen y fisicidad de actor dentro de la pantalla, o sea en un movimiento que no es el mismo que el de una lectura en el escenario? Eugenia Capizzano casi danza con las palabras, un ballet mecánico de surrealismo. Ella es Cornelia, la joven que quiere suicidarse. Llegó a la vieja casa de su infancia para hacerlo pero es continuamente detenida por súbitas apariciones: una niña, un ladrón,

un amante… ¿Ustedes son fantasmas?, les pregunta Cornelia, y tal vez el veneno ya hizo efecto. O tal vez cayó al otro lado del espejo, dentro de ese infinito encuadre de lo posible que es el cine.”

Cristina Piccino, Irriverente poesia

 

DAILY TIGER  (Holanda)

“Cornelia frente al espejo es una atmosférica adaptación de una gema literaria.

Filmada exclusivamente en una casona de Buenos Aires, la película de Daniel Rosenfeld es un inquietante y cautivador drama sobre Cornelia, una joven y rica mujer que llega allí decidida a suicidarse (Eugenia Capizzano en una conmovedora interpretación de notable aplomo).

Es un film admirable. Sucesivos encuentros que la melancólica Cornelia mantiene con tres diferentes extraños que la sorprenden en la casa: la película tiene una elegancia clásica y atrapa en un encantamiento de ensueño.”

Edward Lawrenson, Through the looking glass

Fundación Hubert Bals  (Holanda)

“La “flor y nata” del talento actoral argentino colaboró en esta ficción debut del premiado director de documentales Daniel Rosenfeld. Elegante y misterioso drama sobre una joven y bella mujer que quiere suicidarse en su casa paterna y recibe visitantes que intentarán que cambie de idea.

Con Cornelia frente al espejo, Daniel Rosenfeld hace una meticulosa, elegante y opresiva película literaria. La historia de Silvina Ocampo, en la cual se basa la película, es acerca de los espejos y de la posibilidad de que no tengamos una sola personalidad sino varias. En este sentido, mirarse en el espejo podría ser una metáfora del proceso creativo. Al mismo tiempo, esta contemplativa y misteriosa película, narra las últimas horas trágicas, irónicas y románticas de la vida de Cornelia.”

Pauline Kleijer

 

 Graciela Speranza:

Hasta Cornelia frente al espejo de Daniel Rosenfeld, cualquier intento de llevar

al cine la perturbadora extrañeza de Silvina Ocampo parecía condenado al

fracaso. Decía Bioy que la literatura de Silvina no se parece a nada, como si

ningún otro escritor la hubiese influido y solo se hubiese influido a sí misma.

Hay ahí quizás una clave de la secreta fidelidad de Rosenfeld: su Cornelia

no se parece a nada, no tiene género ni tiempo precisos, no es realista ni

fantástica, y sin embargo ha conseguido darle una claridad asombrosa a los

devaneos de la imaginación y el sinsentido de las pasiones. El prodigio le debe

mucho a la exquisita atención al detalle, que hace brillar lo real en todo su

esplendor. También a Eugenia Capizzano, que no sólo es Cornelia como si el

 

personaje de Silvina hubiese estado esperándola, sino que persuade al resto

de los actores y encanta la casa toda. El efecto es perdurable. Se sale de la

película como de uno de esos sueños absurdos pero abrumadoramente reales,

que nos habitan durante días porque guardan la clave de algo esencial.”

 Marcelo Cohen:

“El estado de transporte que suscita Cornelia frente al espejo

es a la vez una apertura completa de la atención. Rosenfeld lo consigue diluyendo la agitación del tiempo mental en un espacio tan diáfano, tan matizado, que todo lo mucho y sinuoso que

dicen los personajes (los fabulosos actores) se recibe con una claridad inusitada. No

es sólo que uno entienda esa tragicomedia del disparate amoroso, el malentendido

de las fantasías y la muerte; mientras la película dura, uno es la película; y en buena

medida después también.”

 

 

ueves y sábado a las 18hs; viernes y domingo a las 20hs,