MUSICA. LA BANDA PRESENTA HOY FRENTE A FRENTE EN ROSARIO

Disco doble, disco-objeto, el nuevo lanzamiento del grupo más importante del nuevo metal argentino permite aproximarse a las dos facetas musicales de un proyecto que retomó el camino de la independencia con un material notable

 Por Edgardo Pérez Castillo

Después de cuatro discos de estudio, de consolidarse como referente del nuevo metal argentino y de formar parte de una gran compañía discográfica, Carajo decidió retomar el camino de la independencia. Y, con su primer paso, volvió a dejar una huella profunda: Frente a frente, su nuevo material, potencia el sentido del disco como objeto, con una apuesta tanto musical (son dos los discos que lo conforman) como estética, con un rico trabajo de diseño que lo distingue entre la sobriedad con que la industria suele nutrir las bateas. Esta noche, a las 22, la banda conformada por Andrés Vilanova (batería), Marcelo “Corvata” Corvalán (bajo y voz) y Hernán “Tery” Langer (guitarra) llegará a Willie Dixon para presentar su flamante disco doble, que sin dudas será reconocido como uno de los grandes lanzamientos de este año que se va.

Para el guitarrista Tery Langer, haber retomado la independencia incidió directamente en la posibilidad de llegar a un material como Frente a frente. “Es una apuesta grande –explica a Rosario/12–. De la mano del camino independiente está el hecho de tomar todas las decisiones, de no tener problemas en jugárnosla. Lo que teníamos en mente era algo muy difícil de conseguir, y lo que con una compañía hubiera sido un no rotundo, acá pudimos despacharnos con lo que queríamos”.

La ausencia de limitantes permitió entonces que el quinto disco de estudio del grupo se convirtiera en uno doble. Un formato que habilitó al trío a separar dos de sus facetas históricas: por un lado, el poder demoledor de su costado casi hardcore; por el otro, la búsqueda melódica que hizo de la banda una referencia del nuevo metal argentino. Y si bien las fronteras suelen desdibujarse, mixturándose saludablemente, la propuesta dos-en-uno tiene su razón de ser, según apunta el guitarrista: “Siempre nuestro mundo musical va de un lado hacia el otro. Sentimos esa necesidad de compartir todo sin dejar ninguna canción afuera, recuperar ideas musicales que estaban desde hace mucho tiempo y que por ahí en otros discos no habían tenido lugar, o nosotros tal vez no teníamos la visión de cómo esas canciones podían calzar en nuestro repertorio. Un poco El mar de las almas (NdR: su anterior producción) era un disco partido en una parte pesada y otra más tranquila. Y este disco es como El mar… pero llevado a lo macro, a dos discos. Planteamos una situación desde el disfrute individual, para que el que tiene más ganas de escuchar un disco u otro pueda hacerlo. Nos pusimos más en el lugar de la escucha”.

 

la nota completa